Opinión

Duberlí Rodríguez y el liderazgo judicial

​Siguiendo la línea trazada por Javier Villa Stein, el actual presidente de la Corte Suprema ha puesto los puntos sobre las íes interpretando, de acuerdo a derecho y no a los rumores de la prensa o de quienes ejercen el poder legislativo o ejecutivo, que la prisión provisional es una excepción y no una regla.

21 de Junio del 2017 - 07:52 Alberto Borea Odría

Siguiendo la línea trazada por Javier Villa Stein, el actual presidente de la Corte Suprema ha puesto los puntos sobre las íes interpretando, de acuerdo a derecho y no a los rumores de la prensa o de quienes ejercen el poder legislativo o ejecutivo, que la prisión provisional es una excepción y no una regla.

En un Estado de Derecho, la regla es la libertad. Esta solo se puede restringir con una condena o, provisionalmente, cuando entre otros elementos existe un riesgo fundado de fuga o una cierta actividad de obstrucción a la justicia (no basta una especulación encubierta bajo el “podría”).

Rodríguez recordó que este fue uno de los temas importantes en el Nuevo Código Procesal Penal, pero añadió que muchos jueces, que tratan de sintonizar más con la prensa que con el Derecho, lo han distorsionado, convirtiendo en regla lo que es excepción y en excepción lo que ha de ser la regla.

Como señala Néstor Sagüés, el gran constitucionalista argentino, el Poder Judicial forma parte del Estado, pero no del Gobierno. Precisamente, este fue creado para que los ciudadanos no queden a la merced de los poderes políticos o fácticos.

Uno de los argumentos más increíbles que he escuchado de un parlamentario es que había que encerrar en prisión a la gente acusada porque así estarían más proclives a reconocer sus delitos, dado que en la cárcel se sufre. Tamaña barbaridad implica retroceder a la época de la Inquisición, donde se torturaba al acusado para que confesara la falta, fuese que la hubiese cometido o no.

Para proteger a las personas de estas necedades es que están los jueces. El presidente de la Corte Suprema ha marcado la pauta. ¿Habrá coraje en el cuerpo de jueces para seguirla?

tags