Opinión

Educación sexual integral

En la interpelación a la ministra de Educación algunos colegas señalaban que la educación sexual integral debía reservarse a la familia y no debería ser vista en la escuela. Ello sería un grave error.

12 de Mayo del 2019 - 07:53 Alberto de Belaunde

En la interpelación a la ministra de Educación algunos colegas señalaban que la educación sexual integral debía reservarse a la familia y no debería ser vista en la escuela. Ello sería un grave error.

¿Por qué no dejar que sean las familias las que se ocupen? Porque la evidencia nos muestra que eso no es suficiente. Los estudios señalan que la mayoría de padres no hablan de este tema con sus hijos, o que no lo hacen de manera adecuada y oportuna. La principal fuente de información de los adolescentes sobre sexo es internet y otros medios, perpetuándose así creencias falsas y estereotipos machistas y violentos.

Esta realidad explica en parte las preocupantes cifras actuales: 13.4% de adolescentes entre 15 y 19 años son madres. ¿Puede la educación sexual integral en las escuelas ayudar a cambiar esta situación? Sí. Por ejemplo, un colegio en San Juan de Miraflores informó esta semana que gracias a su aplicación redujo el embarazo adolescente en su comunidad de 15% a 0%.

Además, tomemos en cuenta que de acuerdo con la Defensoría del Pueblo, el 70% de abusos sexuales contra menores de edad se producen en el entorno familiar. ¿Es ese entorno el que debe encargarse de educarlos sobre sexo? Si la familia falla, la escuela debe ayudar a los menores de edad a contar con la información para empoderarse, protegerse y denunciar.

La escuela debe educar en este tema y debe hacerlo oportunamente, tomando en cuenta que la edad de iniciación sexual en nuestro país es cercana a los 13 años. Nuestros prejuicios no pueden negar la realidad.

tags