Opinión

EL BOMBARDEO DE EE.UU. SOBRE SIRIA FUE ANTIJURÍDICO E ILEGÍTIMO

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

16 de Abril del 2018 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

El principio del derecho internacional que impera en el mundo es la solución pacífica de las controversias, que es considerada una norma de ius cogens, es decir, de cumplimiento obligatorio y donde solamente es válido el método de la paz. Cualquier otro está proscrito. Ello está consagrado en el Capítulo VI de la Carta de la ONU (Artículos 33° al 38°). Estamos hablando del mayor tratado de la humanidad luego de las dos guerras mundiales (1914-1918 y 1939-1945). Frente a esta regla, que es Pacta Sunt Servanda, es decir, de cumplimiento por los firmantes que al día de hoy son todos los Estados del planeta (193), existen excepciones para considerar el uso de la fuerza en la idea que al hacerlo se garantice el mantenimiento de la paz y la seguridad mundiales. Las excepciones también están establecidas en la Carta de San Francisco, como también se conoce a la Carta de la ONU. Todo el Capítulo VII, que comprende 13 artículos (39° al 51°), establece en qué circunstancias puede hacerse uso de la coacción (violencia legítima). Ningún Estado puede ejercerla de manera unilateral, salvo el caso de la legítima defensa (Art. 51), es decir, cuando es atacado por otro tiene derecho de reaccionar en el mismo sentido, y para hacerlo no requiere el consentimiento de la ONU. Pasó a EE.UU. cuando respondió militarmente contra Afganistán por estar coludido con Al Qaeda en el atentado de las Torres Gemelas (11 set. 2001). Pero no es el caso actual de EE.UU., porque Siria no lo ha atacado. También puede decidirse el uso de la fuerza por el Consejo de Seguridad (CS) si un Estado se declara rebelde frente a un fallo de la Corte Internacional de Justicia -CIJ (Art. 94°). Desde que fue creada la CIJ (1946), no se ha recurrido a esta prerrogativa. El tercer y último caso se da cuando la seguridad colectiva está en riesgo. En ese escenario, el CS también podrá decidir el uso de la fuerza (Art. 37°), como fue en el caso de la masacre tribal en Ruanda (1994). Por tanto, el reciente bombardeo de EE.UU. sobre Damasco configura un acto antijurídico e ilegítimo.

tags