Opinión

El buen Pedrito

Celebremos que pedro esté nuevamente relacionado a lo que tanto lo apasiona: la música

22 de Abril del 2018 - 09:07 Johnny Padilla

Hace siete años, Pedro Suárez Vértiz tuvo que abandonar una carrera impecable en la música, que incluía su exitosa etapa como integrante de Arena Hash y luego la celebrada faceta de solista que le mereció muy buenas críticas y discos con hits que llegaron para quedarse. ¿La razón de su alejamiento? Pues los médicos le diagnosticaron disartria, “dificultad para articular las palabras”, consecuencia de un trastorno neurológico que lamentablemente no tiene cura. Ante ese terrible panorama, para quien usa la voz como instrumento vital en su carrera, el escenario se presentaba como el fin de todo, la conclusión terrible de una trayectoria lograda con decencia y talento. Pero Pedro no se dio por vencido y, a pesar de lo duro que resultaba escuchar los no muy esperanzadores pronósticos para su mal, decidió darle la vuelta al destino, enfrentarlo con sensatez y sin lamentos. A partir de allí nació un nuevo Pedro, que se reinventó escribiendo libros, columnas para un diario, produciendo música, comunicándose con sus seguidores por redes sociales, manteniendo vigente su música y especialmente esa empatía que tiene con la gente, privilegio de pocos y que el músico valora y agradece. Porque, valgan verdades, Suárez Vértiz es para millones de peruanos como ese entrañable miembro de la familia que cae bien a todos, reúne, convoca, no genera rechazo, es buena vibra.

Por eso, todos celebran que el buen Pedro siempre esté inquieto, chambeando, vinculado a lo que siempre lo apasionó: la música. Gracias a Los cuatro finalistas, programa que emite Latina los sábados y domingos, lo tenemos de vuelta, aunque no de manera presencial, pero igual su aporte es importante. “Este programa tiene un valor enorme para mí, porque no solo marca el regreso de mis opiniones a la televisión, sino que con ellas tengo la responsabilidad de guiar a cada uno de los talentosos cantantes, quienes se paran en ese escenario a retar y dar lo mejor con sus voces. Este reto también es mío”, dijo el compositor tras el estreno del reality de canto. Pedrito feliz, entusiasmado, escribiendo, haciéndola de jurado, regresando a lo suyo, viviendo a través de los participantes esos sueños que nunca ha dejado de lado. Así siempre lo queremos ver, puro entusiasmo y, sobre todo, apasionado de una carrera que lo acompaña hace ya 30 años y que nos imaginamos nunca se arrepintió de elegir.

tags