Opinión

El caso del policía que hirió a un delincuente

COLUMNA: EDITORIAL

12 de Agosto del 2019 - 07:30 Editorial

En medio de tanta noticia difícil para el país, surge una muy positiva. Es la referida a que el Poder Judicial, a través del Segundo Juzgado Penal de José Leonardo Ortiz, en Chiclayo, declaró infundado el pedido del Ministerio Público de dar siete años de cárcel a un policía que hirió de bala a un delincuente que le había robado su teléfono celular.

También fue desestimado el absurdo pedido para que el suboficial de tercera PNP Evert Cueva Cueva pague, además, S/8 mil de reparación en favor de Jean Carlos Urrutia Suclupe, quien recibió una bala en un brazo cuando huía. La fiscal a cargo del caso argumentó que el agente debía costear los gastos de recuperación del sujeto.

Es muy positivo que la denuncia contra este agente haya sido enviada al archivo.

Es saludable también que en todo momento el Ministerio del Interior haya apoyado al suboficial Cueva. Sin embargo, preocupa que los peruanos tengamos fiscales como el que pidió siete años de cárcel para este policía, que además debía pagar al ladrón. Lo más absurdo es que para el delincuente se había pedido apenas dos años de prisión.

Con magistrados así, no vamos a ninguna parte, y menos si tenemos un grave problema de inseguridad en las calles y los policías deben estar en la primera línea defendiendo a los ciudadanos. Es de esperarse que el Ministerio Público tome cartas en el asunto y ponga freno al accionar de fiscales que juegan en favor del hampa y no de los peruanos, golpeados desde hace muchos años por una creciente ola delictiva.

tags