Opinión

El efecto Saettone

Ricardo Gareca también pudo decir: “Pizarro no funcionó en la selección, a cualquiera le puede pasar”

11 de Marzo del 2018 - 10:26 Juan Carlos Gambirazio

“A cualquiera le puede pasar”, repiten un grupo de artistas en un video que pretende jugar a favor de Eduardo Saettone, quien fue condenado a cuatro años de prisión efectiva por haber atropellado a una mujer que, poco después del accidente y como consecuencia del mismo, perdió la vida. “A cualquiera le puede pasar”, repiten estos rostros conocidos en una evidente campaña que busca sensibilizar a la sociedad respecto de la situación que vive el condenado. El efecto conseguido, al menos en apariencia, ha sido el menos deseado.

Es curioso el mensaje central del video: esa filosofía de “a cualquiera le puede pasar” es digna de un análisis profundo y de ser llevada a distintos aspectos de nuestra realidad nacional. Por ejemplo, se podría decir que nuestro Presidente pudo haber recibido dinero de Odebrecht para su campaña del 2011; pero, teniendo en cuenta que prácticamente todos los candidatos pudieron haber recibido aportes, bien podría decirse: “Vamos, a cualquiera le pasa”. Sin ir muy lejos, PPK también puede haber empleado esa lógica al momento de decidir indultar a Fujimori, quien cometió delitos de lesa humanidad y fue protagonista de uno de los gobiernos más corruptos de la historia. Kuczynski, descansando en su oficina a pocos días de la Navidad y habiendo superado un intento de vacancia, se sintió embargado por un arrebato de indulgencia y se dijo: “Pero, vamos, a cualquiera le puede pasar” y decidió soltarlo. A Yoshiyama le encontraron una pistola sin licencia y por poco logra sacar una CPU que, posiblemente, contiene información valiosa para una investigación de la Fiscalía; pero, claro, si te allanan de pronto, te sorprenden, te incomodan… “a cualquiera le puede pasar”.

Y así podría ser en el fútbol. Ricardo Gareca podría abrazar esa consigna y decir: “Pizarro jamás funcionó con la selección, a cualquiera le puede pasar”, “Yordy Reyna sale más en las páginas policiales y de farándula que en las deportivas, a cualquiera le puede pasar”, “La ‘Hiena’ Gómez fue expectorado del Atlas de México porque decidió jugarse una ‘pichanguita’ callejera un día antes de un partido oficial, a cualquiera le puede pasar” y así podríamos continuar con una lista interminable de casos a los que el ‘Tigre’ podría aplicarles esta premisa. Sin embargo, el tipo decidió que no, que la verdad es que no a cualquiera le pueden pasar las cosas; estas suceden porque las decisiones que tomamos nos empujan hacia ellas. El saldo es evidente, palpable y aleccionador. Mientras que Saettone sigue preso, PPK está a punto de ser vacado, Fujimori corre el riesgo de volver a prisión y Yoshiyama está seriamente comprometido, la selección peruana que Gareca dirige está a punto de jugar el Mundial Rusia 2018 y eso no le pasa a cualquiera.

tags