Opinión

El fenómeno de la niña y la región central del país

COLUMNA: Jorge Esteves Alfaro

25 de Enero del 2018 - 07:00 Jorge Esteves

El fenómeno de La Niña, tal como se preveía, ya comenzó a hacer estragos en el centro del país. Las intensas lluvias y nevadas no solo han ocasionado huaicos e inundaciones, sino también muchos accidentes y el colapso de la Carretera Central algunos días, por el cierre de la vía a la altura de Ticlio.

En los últimos días, las precipitaciones pluviales han generado la crecida del río Ene, que ha afectado a seis comunidades del distrito de Río Tambo, en Satipo, Junín. Los centros poblados se inundaron y han quedado aislados. En tanto, varias casas colapsaron en el distrito de Pacayán, en Pasco. En Huancavelica hubo deslizamientos de cerros que han bloqueado las carreteras y en Ayacucho las provincias de Huanta y La Mar han sido las más castigadas por derrumbes y aniegos que han puesto en peligro no solo casas sino también centros de salud.

A esto se suman los continuos despistes, que terminan en trágicos accidentes debido al mal tiempo. Hace poco una camioneta cayó a un abismo y cuatro miembros de una familia fallecieron en la Carretera Central. Además, a la altura de Jauja, un vehículo cayó al río Mantaro y murieron cinco personas. Casos similares ocurrieron también en otros lugares del centro del país.

El Senamhi alertó que las lluvias proseguirán por lo menos hasta abril y que en las ciudades con más de 4 mil metros de altitud habrá nevadas, principalmente en zonas de Pasco, Huancavelica, Junín y Ayacucho.

El panorama es complejo en muchas provincias altoandinas y selváticas. El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenepred) estima que la población en riesgo en todo el Perú bordeará los 6.9 millones de personas.

tags