Opinión

El mausoleo sigue en pie

Después de la ola de brutales atentados senderistas que pusieron al país al borde del colapso

19 de Julio del 2017 - 07:02 Iván Slocovich

Faltan nueve días para las Fiestas Patrias y el infame mausoleo terrorista levantado en el cementerio municipal de Comas para enterrar a miembros de esa banda armada sigue en pie. Lo señalo porque el 19 de junio último el alcalde de dicho distrito, Miguel Saldaña, reveló que había llegado a un acuerdo con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, para derribar la estructura antes del 28 de julio, pero parece que ya no será así.

Traerse abajo ese mausoleo tendrá una especial significación para los peruanos, pues se daría 25 años después de la ola de brutales atentados senderistas que pusieron al país al borde del colapso. Recordemos que 1992 fue uno de los años más sangrientos que tuvo que soportar el Perú por acción de Abimael Guzmán y sus huestes, que decían que estaban por alcanzar el “equilibrio estratégico” antes de tomar el poder.

Hace 25 años, por citar solo algunos hechos de sangre, ocurrió el brutal atentado al canal de televisión Frecuencia Latina (hoy Latina), así como el ataque con un coche bomba a la calle Tarata y la matanza con cuchillos y machetes de 44 comuneros en el distrito ayacuchano de Huayao, en la provincia de La Mar. Y ni qué decir de los muertos que hubo en las calles por salir a trabajar en los “paros armados” mientras vivíamos en toque de queda.

Son 25 años también de la impecable captura del carnicero mayor, Abimael Guzmán, junto a parte de su cúpula, que hoy está siendo juzgada precisamente por la matanza de la calle Tarata. Como vemos, el 2017 tiene especial significado para los peruanos y podría ser muy bien redondeado con otra sentencia ejemplar para alias “presidente Gonzalo” y el derribo del mausoleo de la infamia que debía darse esta semana, pero que tendrá que esperar por decisión judicial.

A fines de setiembre se cumple un año de la denuncia que publicamos en Correo sobre la existencia del mausoleo, que fue “inaugurado” con un entierro caracterizado por cánticos y loas al grupo terrorista Sendero Luminoso. Cualquier país civilizado no puede permitir esta situación, por más que se presenten demandas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para tratar de frenar la demolición de esa vergonzante estructura. 

tags