Opinión

​El momento de redoblar la lucha

Sería bueno que estas festividades nos hagan reflexionar sobre el fracaso del modelo de Estado que tenemos

28 de Julio del 2018 - 07:15 Eugenio D'Medina Lora

Las Fiestas Patrias nos llegan en un momento en que una escalada de las izquierdas que, con el apoyo de ciertos tontos útiles de la derecha, buscan crear una sensación de pesimismo y desánimo entre la gente. ¿Por qué? Porque de eso esperan capitalizar electoralmente. Debo confesar que, por un momento, yo mismo caí en ese estado de ánimo. La estrategia es desprestigiar a los tres poderes del Estado. Al Ejecutivo se le achaca debilidad, al Legislativo se le endilga manipulación y obstruccionismo, y al Poder Judicial, corrupción pura y dura. Pero, ¿estamos tan mal? Si bien es cierto que estos tres poderes funcionan lejos de lo óptimo, es falso que hoy sean especialmente desastrosos, comparados con lo que hubo en el pasado. Que hoy se escuchen audios o se visualicen videos de la corrupción no significa que no han existido desde los inicios de la República y seguramente antes. Hay sin duda espacios para mejorar en un Estado que tiene que cambiar, pero desde hace por lo menos medio siglo. Y por lo mismo, es injusto señalar a los actores actuales como si ellos fueran los causantes únicos del fracaso estatal.

Por eso, sería bueno que estas festividades nos hagan reflexionar sobre el fracaso del modelo de Estado que tenemos. Grande y obeso donde no debe, minúsculo e invisible donde se le requiere. Es eso lo que viene fracasando hace 60 años en el Perú. Sin embargo, curiosamente los campeones del estatismo, las izquierdas radical y caviar, unidos a los mercantilistas de derecha en perversa como implícita alianza, nos quieren vender que la salida es con más Estado, más burocracia hija de los favores por cumplir con los adulones del momento, y, por supuesto, con más temor a que las fuerzas de la sociedad, actuando en libertad, asuman responsabilidades en el desarrollo social. Como cuando suspiraban con Velasco y luego con Humala. No nos dejemos engañar otra vez ni caer en el desánimo. Es momento de redoblar la lucha. Preparémonos. ¡Viva el Perú!

tags