Opinión

El país no quiere confrontaciones

COLUMNA: EDITORIAL

30 de Agosto del 2018 - 07:30 Editorial

La lucha de poderes en nuestro país está más crispada que nunca. Al Ejecutivo y al Legislativo no les faltan la discusión encendida y los gestos vehementes. Mientras tanto, la solución de los graves problemas del país queda relegada. La anemia infantil crece, la economía no levanta vuelo, la corrupción sigue siendo protagonista y las reformas parecen imposibles de concretarse. No hay hasta el momento definiciones a favor de la población, que está impaciente y harta por tantos enfrentamientos estériles.

La voz del presidente Martín Vizcarra ha sido estentórea y frontal en Tacna, pero lo que necesita el país es que sea más precisa y convincente. Luego de faltar a la verdad sobre las reuniones con la lideresa de la oposición y cabeza de la bancada mayoritaria del Congreso, Keiko Fujimori, necesita algo más que palabras y mensajes de campaña política para mantener la expectativa de la gente en este tiempo de crisis.

Los últimos sucesos políticos han generado incertidumbre entre los empresarios. El presidente de la Confiep, Roque Benavides, ha expresado que el país no quiere confrontaciones. Otros referentes y analistas económicos han dejado en claro que hay que bajar el ruido político. “Si atenuamos el alboroto, el país crecerá”, coinciden todos.

Se debe responder a este complejo panorama con seriedad y entendimiento entre las partes en conflicto. Es contraproducente para el desarrollo del país continuar con intransigencias, sesgos y mucho de juego sucio.

tags