Opinión

El pedido de Sheput

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

09 de Marzo del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

El presidente Pedro Pablo Kuczynski afronta un nuevo pedido de vacancia que fue presentado ayer ante el Congreso y aunque el fujimorismo ha dicho que esperará a escuchar sus respuestas ante la comisión “Lava Jato”, para decidir si mandan o no al Mandatario a su casa por causal de incapacidad moral, queda claro que los “naranjas” se lo quieren bajar a como dé lugar. La misma Keiko Fujimori ha pedido públicamente al gobernante que renuncie.

Sin embargo, lo que llama poderosamente la atención es que, apenas conocida la información de que la moción de vacancia había logrado las firmas necesarias para ser presentada, salió el congresista oficialista Juan Sheput a exigirle públicamente al primer vicepresidente Martín Vizcarra, actual embajador en Canadá, que se pronuncie sobre la intención de una parte del Congreso de sacar del cargo al jefe del Estado.

Si el Gobierno trata de mostrarse unido ante la nueva arremetida de la oposición, flaco favor hace el emplazamiento de Sheput a Vizcarra, salvo que ya pretendan hacer público el distanciamiento del actual embajador con el resto de la cúpula del Gobierno, lo cual se manifestó hace pocas semanas, cuando el presidente Kuczynski y sus dos vicepresidentes dieron un paseo por el balneario de Ancón. Los gestos fueron más que elocuentes.

Llama la atención también la reacción de la premier Aráoz, quien salió a hablar de un nuevo intento de “golpe de Estado”, cuando queda claro que los mecanismos de la vacancia están debidamente fijados en la Constitución. Incluso prevé la sucesión. Más bien, hablar de la renuncia de los vicepresidentes es forzar una innecesaria convocatoria a elecciones por parte del titular del Congreso, quien tendría que ocupar el Despacho Presidencial.

Un poco de cabeza fría por parte del Poder Ejecutivo y el oficialismo no vendría nada mal, para así hacer frente de manera adecuada a la delicada situación en la que se encuentra el Mandatario y que tendrá nuevamente al país en vilo, pues con los votos de los diezmados “keikistas” más los de la izquierda y algunos ya comprometidos de otras bancadas divididas frente a este tema, la vacancia no parece una cosa muy lejana.

tags