Opinión

El peso de Donald Trump

Con garantías por el Perú para Trump de que Maduro no estropeará la Cumbre, Trump sí o sí estará en Lima.

11 de Marzo del 2018 - 10:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

El anuncio de la Casa Blanca de que Donald Trump -el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos de América- vendrá a la VIII Cumbre de las Américas que se realizarán en Lima en el próximo mes de abril -debe seguirle una confirmación formal como exigen este tipo de reuniones internacionales de jefes de Estado y de gobierno- medirá el potencial de la influencia de Donald Trump entre los países de la región. Seamos claros. El anuncio es una espaldarazo al Perú, que ha venido siendo objeto de diversos cuestionamientos sobre todo por los países adictos a Nicolás Maduro luego de que nuestro país insólitamente retirara la invitación a Venezuela y, en consecuencia, a su presidente, para participar en la Cumbre. En efecto, los países del ALBA, que acaban de sostener una reunión en Caracas, afirmaron en un comunicado, que emanó de su reciente reunión, que harán todo los que sea necesario diplomática y políticamente para asegurar la presencia del líder chavista en el Perú. Pero también es verdad que subyace una responsabilidad de dimensión continental en el hegemón del planeta para que prevalezca el orden en nuestra región, lo que debe interpretarse, en otras palabras, en el objetivo de que la Cumbre no fracase y mucho menos por los caprichos del dictador venezolano, que está decidido a boicotearla. El rol que corresponde a EE.UU. -excepción a la tesis de que América Latina es su patio trasero- es el imperio del orden continental, y ese rol, nos guste o no, es un monopolio de quien más poder tiene en América y en el mundo, y nadie que argumente nacionalismos febriles puede discutirlo; sin embargo, existe otra razón, desde el realismo político de las relaciones internacionales, más poderosa en la decisión de Washington de anunciar la llegada al Perú del presidente republicano, y es que Washington jamás despreciará la importancia de América Latina en su economía, sobre todo en estos tiempos en que China y otros países quieren penetrar a mayor escala en la región. Esa es la explicación de fondo. Con garantías por el Perú para Trump de que Maduro no estropeará la Cumbre, Trump sí o sí estará en Lima.