Opinión

El presidente Vizcarra cavó su mina

COLUMNA: JAIME ASIÁN

12 de Agosto del 2019 - 07:00 Jaime Asián Domínguez

Al momento de escribir esta columna, algunas de las tendencias que aluden a la evidente metida de pata del presidente de la República en el tema Tía María y su conducta funcional son #VacanciaPresidencialYa, #FedericoSalazar y #Vizcarra.

Vamos por partes y cucharadas. Sobre la vacancia presidencial, esta habría que adherirla al modo “adelanto de elecciones” planteado desde Palacio. Y el “Ya” ya tiene fecha y está a la vuelta de la esquina: 28 de julio del 2020. A todas luces, resultará un proceso menos traumático para el país, aunque quizá Mercedes Aráoz crea lo contrario.

Federico Salazar, con su buen olfato, dice en El Comercio que “necesitamos Constitución por encima de las mayorías. Necesitamos, simplemente, Estado de derecho”. Se opone al recorte de mandatos, pese al apoyo del 75% de la población, porque “la Constitución no le da ese poder al gobernante”. Seguro que el fujiaprismo aplaude esta postura.

Y sobre Vizcarra, jefe de Estado propiamente dicho, se equivoca si pretende refugiarse en el apoyo popular en busca de terminar presidenciable. Es cierto que este Congreso ha hecho méritos suficientes para irse; no obstante, también debió irse la inseguridad ciudadana -por ejemplo- y lo que vemos es un Perú a merced de la delincuencia.

En medio de toda esta vorágine política, aparece el audio de Arequipa y, por más bienpensado que uno sea, el doble discurso del Presidente se hace evidente. El primer ministro Salvador del Solar ha salido como traductor a decir que no hay negociación con los dirigentes de Tía María; sin embargo, por tratar de tapar el sol con un dedo puede caerle la noche. ¿No sería mejor un sinceramiento?

tags