Opinión

El pulpo fujimorista

¿Qué otro plan inventarán los fujimoristas para demostrar su poderío ofensivo?

22 de Noviembre del 2017 - 09:45 Renato Sandoval

¿No les parece que Fuerza Popular está librando varios frentes de batalla a menos de un año y medio de gobierno? Si bien sus parlamentarios mantienen coordinación con su lideresa Keiko Fujimori, es difícil entender el juego naranja: pelearse con todo y contra todos.

Es una lucha absurda que terminará por minar más el cambio de su imagen, de partido recalcitrante y antidemocrático al estilo de los años noventa. ¿Qué otro plan inventarán los fujimoristas para demostrar su poderío ofensivo?

La bancada naranja parece un pulpo político al que le sobran tentáculos para subirse a cualquier ring de box. Pero, eso no la hace luchadora por sus ideales, sino un grupo cuyo fin supremo es oponerse, entorpecer y destruir cualquier intento de desarrollo como país.

Porque petardear la labor del Ministerio Público, en la cabeza del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, no solo es un capricho político fujimorista a modo de vendetta por la acusación a su financista Joaquín Ramírez y a su jefa Keiko Fujimori. No.

Esa batalla apunta al Estado, a crear zozobra en la ciudadanía, a mostrar más músculo que cerebro, a imponer la fuerza por la razón, a creer que su mayoría en el Congreso le da la facultad democrática de tumbarse todo lo que no comulgue con sus intereses.

Los fujimoristas han logrado una vez más imponer la agenda política. Véase que la pelea contra el magistrado Pablo Sánchez ha distraído -aunque no del todo- la pesquisa que se le sigue a Keiko Fujimori, investigada bajo la ley contra el crimen organizado. Pero, la pregunta es, ¿luego de esto quién sigue, el presidente Pedro Pablo Kuczynski?

La verdad es que flaco favor le hace al fujimorismo poner en evidencia que su rol fiscalizador en el Congreso de la República no es más que un accesorio de su real propósito: traerse abajo a una institución para demostrar hasta dónde pueden llegar y decir en voz alta “no saben con quién se meten”, como cuando conversaban en su chat “mototaxi”.

tags