Opinión

EL REALISMO POLÍTICO DE MACRON SOBRE LAS MIGRACIONES

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

01 de Enero del 2018 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Emmanuel Macron, presidente de Francia, muestra el realismo político de su gestión a la máxima potencia. Apunta al fenómeno migratorio, uno de los asuntos más complejos en su país y de mayor relevancia en la política internacional contemporánea. Lo voy a explicar. El modelo de la Unión Europea ha sido la liberalización económica de las fronteras estatales, jactándose de que los territorialismos y el control de fronteras, que fueron los más extraordinarios legados de la Paz de Westfalia de 1648, el acontecimiento europeo -puso fin a la Guerra de los Treinta Años- que consagró a la soberanía como la cualidad intrínseca más importante de las sociedades organizadas jurídicamente, promoviendo y afirmando la innovada idea del Estado moderno, pasaban a un segundo plano hasta el punto de considerarlas anacrónicas.

Los europeos se fueron de narices apenas sobrevinieron las olas migratorias por el cruento conflicto en Siria y el orgullo de aquel pregonado, modelo extasiado con el Tratado de Maastricht (1992), tuvo que ceder ante la incontrastable realidad. Calladitos y pensando en su seguridad, comenzaron a cerrar sus fronteras restringiendo los ingresos. La medida fue endurecida por la comisión de atentados terroristas en diversas partes del Viejo Continente (París, Londres, Barcelona, etc.). Pero los europeos ni siquiera se habían percatado que la mentadísima globalización no era incompatible con el control migratorio. Macron lo desnuda y se convierte en un gobernante pragmático, decidiendo hacer lo que todo Estado serio debe tener como prioridad en pleno siglo XXI: el control de sus fronteras. Donald Trump también lo hace, solo que en él se muestra el sesgo de discriminación y prejuicio imperdonables, como sucede al promover políticas fascistas para impedir el ingreso de musulmanes en su país. Macron, en cambio, se distancia de Trump y de la Casa Blanca al permitir que lleguen a Francia personas que huyen por persecuciones políticas, por su raza o religión, valiéndose de estándares de seguridad convencionales y sin renunciar al humano criterio de sensibilidad internacional.

tags