Opinión

El Rímac no solo es el único río hablador

Los ríos Tumbes, Piura, Virú, Chancay-Lambayeque, Jequetepeque y Chira “hablaron” en el norte.

25 de Marzo del 2017 - 08:26 Editorial

Los ríos Tumbes, Piura, Virú, Chancay-Lambayeque, Jequetepeque y Chira “hablaron” en el norte. El Acarí, Ocoña, Majes y Tambo en el sur hicieron lo mismo. Aumentaron de caudal y causaron daños al reclamar posesión de su cauce, ocupados y “ganados” de manera errada por la mano del hombre. 

El Rímac no es el único río “hablador”, aunque su nombre proviene del quechua y tiene ese significado, pero consolida esa denominación por la fuerza con que ingresa en épocas de lluvia y arrasa todo lo que encuentra a su paso. Cuando aumenta su caudal, y arrastra piedras y agua, parece que el río habla.En las últimas horas, el Rímac volvió a golpear con fuerza la Carretera Central, destruyendo la última ruta que comunica Lima, la capital, con más de cinco regiones de la zona andina del centro del país.

Lo único que hizo el “Rímac” fue recuperar su normal camino, por donde discurren siempre las aguas hasta llegar al mar y desaparecer al encontrarse con el Pacífico.

El jueves último, la Universidad Nacional de Ingeniería publicó un aviso en el cual recuerda los caudales que alcanzó en el último siglo el “Río Hablador” y citó: 600 m3/s (1925), 385 m3/s (1941), 380 m3/s (1955) y 104 m3/s (2017). Es decir, hoy discurrió menos agua que años pasados, pero la desgracia material fue terrible.Son volúmenes de agua que alguna vez alcanzó el Rímac y recuerda el peligro latente que existe en los cauces y obliga -como plantea la UNI- a desterrar acciones que promuevan “terreno ganado al río” y se restituya el ancho de los cauces naturales. ¿Podremos?

tags