Opinión

El temor de PPK

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

26 de Febrero del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

Tengo grandes dudas de que los pedidos de vacancia contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski planteados por las dos agrupaciones de izquierda que existen en el Congreso tengan éxito si no aparecen indicios contundentes que vinculen al Mandatario con la empresa Odebrecht, a través de consultorías hechas por su empresa en los tiempos en que se desempeñaba como ministro del prófugo Alejandro Toledo y estaba impedido de hacerlo.

Un rol determinante en la posibilidad de que el Mandatario sea vacado radica también en lo que diga Jorge Barata, el antiguo hombre fuerte de Odebrecht en el Perú, ante los fiscales peruanos. Si en esa declaración hay aspectos que comprometan al Presidente, su suerte podría estar echada, pues recordemos que desde diciembre está con tarjeta amarilla, al salvarse por un pelo de ser enviado a su casa por sus nexos, inicialmente negados, con la compañía brasileña.

Lamentablemente, el presidente Kuczynski está sembrando serias dudas en la población sobre su honestidad al no poner día y hora para recibir en su despacho a la comisión “Lava Jato” del Congreso, que lo busca desde fines del año pasado. Si tan limpio está y no tiene más consultorías ocultas con Odebrecht a través de sus empresas manejadas por Gerardo Sepúlveda, ¿por qué la hace larga? ¿Así pretende el Mandatario que no se le critique?

Eso de proponer que el Presidente se vaya por darle el indulto a Alberto Fujimori, por más que es evidente el acuerdo bajo la mesa con Kenji Fujimori, es parte del ruido que suele hacer la izquierda para llamar la atención, el cual se ve alentado muy torpemente por el propio jefe de Estado al exhibirse con el hijo menor de “el Chino”, tal como lo hizo el jueves último en el frustrado viaje a Juliaca. ¿Palacio de Gobierno está dándole pólvora a los “camaradas” para que le disparen?

Si el Mandatario ha dicho hasta ahora toda la verdad sobre sus trabajos para Odebrecht, no creo que tenga mucho que temer, pues la izquierda se quedaría sola en su intento por vacarlo tras el indulto a Fujimori. El problema real lo tendría si es que en los próximos días aparecen documentos que lo vinculen con dineros recibidos por la constructora a través de consultorías, o si Barata lo embarra ante los fiscales. Ojo con eso.

tags