Opinión

El tiempo se detuvo

COLUMNA: Renato Sandoval

29 de Marzo del 2019 - 07:00 Renato Sandoval

“El tiempo no se detiene, el tiempo sigue su curso”, decían en RPP cuando iban a mencionar la hora en los partidos de fútbol. Era niño cuando escuchaba y pensaba que Roberto Zegarra, el locutor deportivo, tenía razón. Hoy, con muchos años más, veo las calles del norte del país y pienso que no siempre es así.

Pasaron dos años desde que el expresidente Pedro Pablo Kuczynski envió a sus ministros a monitorear cada región afectada por El Niño costero. Desde Tumbes hasta Áncash, pasando por Piura, Lambayeque y La Libertad, fueron repartidos los altos funcionarios. ¿Qué hicieron? No mucho, salvo mangonear a algunos peleles que fungían de autoridades.

No creo que en otros países ocurra lo mismo que en Perú, de dejar en abandono pueblos enteros, cuyos ciudadanos son tratados como gentes de descarte. Lamentablemente, esto sucede en pleno desarrollo y con las arcas llenas, aunque con una que otra cabeza vacía. Esto es el colmo, hay dinero y nos seguimos quejando.

Si de aquí a julio no colocan ni la primera piedra de una verdadera obra de reconstrucción, no sé con qué cara el jefe de Estado, Martín Vizcarra, dará su discurso por el aniversario patrio. En caso de no avanzar en el norte del país, el Presidente debería salir con un listón negro que refleje que las víctimas están presentes.

Piura ha tenido la iniciativa de protestar, de no dejarse avasallar por la apatía del Ejecutivo, de marchar por las calles exigiendo seriedad en este trabajo. ¿Quién le sigue? Hasta ahora nadie, pues los ciudadanos están acostumbrándose a criticar en voz baja. Si tanto se habla de la mancomunidad del norte, ¿por qué no se fajan bien y cuadran al gobierno?

Ojo que no sugiero hacerle la vida imposible a quienes también son víctimas, como las movilizaciones que obstaculizan el tránsito. Lo que debe hacerse es pedirle cuentas al Presidente de la República sobre cómo está manejando la reconstrucción. Ya cumplirá un año en el cargo.

La frase: “El tiempo no se detiene, el tiempo sigue su curso” debe ser verdad, y quisiera que, como en los partidos de fútbol, todo cambie. Esperemos.

tags