Opinión

El viaje inicial del premier Del Solar

COLUMNA: EDITORIAL

18 de Marzo del 2019 - 07:30 Editorial

Es saludable que el primer viaje del premier Salvador del Solar fuera de Lima haya sido a la ciudad de Trujillo, que sigue siendo, lamentablemente, un símbolo de la violencia y de la inseguridad ciudadana, lacras que deben ser combatidas con toda la fuerza del Estado y la sociedad civil. En la capital liberteña, el nuevo jefe del gabinete ministerial participó en una sesión en la Municipalidad de Trujillo que abordó este delicado tema.

El sábado último, a través de RPP, el alcalde de Trujillo, Daniel Marcelo, dio cifras de la criminalidad en su ciudad. Señaló que en lo que va del año se han producido 32 asesinatos, lo que demuestra que el problema sigue latente. Esto debe llevar a trabajar muy intensamente para ponerle freno. Lo mismo sucede en Lima, Callao y otras ciudades, donde no hay paz en las calles.

La visita a Trujillo del premier Del Solar, junto al ministro del Interior, Carlos Morán, muestra un interés en la situación, que debe traducirse en poner a la lucha contra la violencia callejera como una de las prioridades del Gobierno, que por meses parece haber estado distraído en otros asuntos, al igual que las gestiones anteriores.

La inseguridad cobra vidas todos los días, desalienta la inversión, afecta la calidad de vida de los peruanos y daña la imagen del Perú, por lo que urge tomar medidas de la mano con el Poder Judicial, el Ministerio Público y las municipalidades. Ha pasado mucho tiempo y poco se ha hecho. Tiene que darse el golpe en la mesa que tanto se reclama para frenar a ladrones, asesinos, extorsionadores, maltratadores de mujeres y agresores de policías.

tags