Opinión

Elecciones regionales: ¿Y los partidos?

Algún día deberán entender que su rol pasa por una doctrina, un convencimiento, una base social, y que saltarse todos los peajes solo conduce a la colisión.

27 de Junio del 2018 - 08:04 Francisco Cohello

Si las tendencias no cambian, las elecciones regionales y municipales de este año seguirán siendo el reino de la improvisación representada en los movimientos regionales emergentes y cortoplacistas que han imperado durante los últimos años. Si los antecedentes no varían, los partidos políticos seguirán fracasando en su débil intento de ser lo que deberían: estructuras nacionales transversales y consolidadas, semillas ideológicas y ejércitos ciudadanos portadores de institucionalidad. Nada de ello ocurre y cada 4 años los resultados nos dicen que los partidos son solo cascarones de aire, monumentos al vacío, franquicias que cuentan con un registro electoral pero que carecen de organicidad y ámbito, y que, ante sus falencias, se aferran a la búsqueda del poder central en las elecciones generales. Ese es el primer fracaso de los gobiernos: carecer de presencia regional. Entonces, quedan a merced de los radicalismos agazapados y de los extremismos dispersos. Se vuelven incapaces de contrarrestar el ánimo violentista que en muchos grupos de interés generan los gobiernos débiles. Hoy solo tienen 6 regiones de 25. ¿Volverán a fracasar? Al parecer sí y hasta que realicen una labor política real que tiene como principio buscar el poder bajo la forma del espiral, de menos a más, de la periferia al centro, de la provincia a la capital. Algún día deberán entender que su rol pasa por una doctrina, un convencimiento, una base social, y que saltarse todos los peajes solo conduce a la colisión. 

tags