Opinión

En el nombre del hijo

​El expresidente Alberto Fujimori ha expresado su total respaldo a su hijo Kenji frente a lo que considera una sanción abusiva, infraterna y desleal.

20 de Julio del 2017 - 07:00 Luis Alfonso Morey

El expresidente Alberto Fujimori ha expresado su total respaldo a su hijo Kenji frente a lo que considera una sanción abusiva, infraterna y desleal.

Ya 23 congresistas de Fuerza Popular habían respaldado a Kenji indicando que su accionar resultaba irreprochable. Y es que Kenji ha tenido gestos nobles que no ha tenido ningún político en nuestra historia. El solo hecho de luchar primero por la libertad de su padre revela que tiene bien clara su escala de valores, y eso es admirable.

Mientras tanto, la bancada fujimorista se sigue manejando de forma dictatorial, como si no hubieran aprendido nada. La dejadez para abordar el tema de su libertad y el estilo hostil con el que se comporta la bancada de Fuerza Popular han hecho que el expresidente Fujimori ponga orden.

Kenji ha estado y está en el lado correcto de la historia, y a lo largo del último año ha demostrado su capacidad en muchos aspectos. Sus acciones dicen más que sus palabras, y muchísimo más que las de sus detractores. Sus gestos ponen en evidencia que -aunque las circunstancias sean difíciles y se encuentre en desventaja numérica hoy- el bien siempre triunfa sobre el mal, la inteligencia sobre la torpeza y la justicia sobre la arbitrariedad.

Quienes subestiman y critican a Kenji en el fondo lo envidian. Ha sabido obrar con compasión, rapidez y hombría. Lo que se viene es todavía más interesante: si el expresidente Fujimori recupera su libertad, cambiará todo el juego político en el Perú. 

tags