Opinión

Es hora de luchar por ideales comunes

Columna: EDITORIAL

10 de Noviembre del 2017 - 07:30 Editorial

Es evidente que el Congreso de la República no se encuentra a tono con la coyuntura de unidad que vive el país. Es habitual, como sucedió ayer en el debate sobre las sanciones a los candidatos que entreguen dádivas, que los congresistas se enfrenten y hasta intercambien frases altisonantes. Todo lo contrario a lo que sucede en la calle, donde la gente aguarda emocionada y unida la clasificación al Mundial de Rusia 2018. Como dicen los sociólogos, el fútbol ha pasado a ser un aglutinador artificial de la unidad nacional.

Lo anterior debe ser tenido en cuenta por la clase política. En estos tiempos, caen muy mal las acusaciones, los ataques, las censuras y las peleas, que solo apuntan a satisfacer intereses partidarios. La lógica dice que es mejor unirse y generar consensos para que el país tenga una promesa de prosperidad.

Seguro hoy, los legisladores se pondrán la camiseta blanquirroja y se abrazarán como grandes amigos. Pero deben ser conscientes de que su trabajo real es concretar un sistema de acuerdos en el Parlamento para resolver los problemas de la población. Se dice que el fútbol es un deporte muy difícil que tiene al gol como lo máximo. Cuando el balón no entra, es muy difícil que se quiera al técnico. Lo mismo sucede con los políticos: si no cumplen con las grandes demandas de la población, es imposible que los quieran.

Es hora de que luchen por ideales comunes, como lo hacen los seleccionados. Cuando los gestos confrontacionales y las palabras de fácil digestión se vuelven nocivos, es necesario redireccionar el esfuerzo hacia el objetivo más estimulante: el desarrollo y el crecimiento de nuestra nación.

tags