Opinión

​España y las mujeres al poder

Son más disciplinadas que los hombres y su capacidad para la entrega laboral es mucho mayor

09 de Junio del 2018 - 07:28 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Por primera vez en la historia política de España, el Gobierno cuenta con un gabinete dominado por mujeres. En efecto, el que lidera el flamante presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), está integrado por 11 ministras y 6 ministros. Un récord de la participación de la mujer en ese nivel político de la vida nacional española. De los 46.5 millones de habitantes que tiene este país de la península ibérica, 23.6 millones son mujeres y 22.8 son varones; es decir, no debería sorprender la composición del gabinete de Sánchez pero es innegable que ha llamado la atención. España ha sido uno de los países más patriarcales que ha tenido Europa históricamente. Basta mirar que el heredero al trono es un varón, aunque el príncipe tenga hermanas mayores, incluida la primogénita o primera hija nacida. Sánchez es probable que haya mandado un mensaje muy claro al asunto de la participación de la mujer en los destinos de España. El machismo no es un monopolio de las primeras páginas de algunos medios en el Perú, como vemos, pero la violencia hacia la mujer sí. Hay países donde la mujer está completamente disminuida sin poder siquiera soñar en una realización política como sucede en España o el Perú. Las mujeres siguen ganando terreno en múltiples actividades de la vida social y ese es el objetivo central por el cual escribo esta columna, en la idea de coadyuvar a afirmar ese propósito. El nuevo presidente del Gobierno español las necesita. Son más disciplinadas que los hombres y su capacidad para la entrega laboral es mucho mayor. El empoderamiento político de la mujer española cuenta en esta inmejorable circunstancia con gran capacidad para contribuir en la transformación del país. No es que se hayan liberado de las complejidades del pasado. Eso no. Tampoco es que España les haya dado un cheque en blanco para que hagan lo que quisieran aprovechando la condición de mujer. La fémina española es pujante, trabajadora y esforzada, y gran parte de su mano de obra es calificada; así se ubica en el grupo social internacional de las emergentes e innovadoras de Europa. Bien por ellas.

tags