Opinión

Exijamos las cuentas claras

Otros piensan que conocer la procedencia de los dineros de las campañas no es relevante a la hora de votar.

23 de Noviembre del 2017 - 08:39 Renato Sandoval

Cuánta falta hace en el país que la transparencia tenga preponderancia en nuestros actos, en especial en las campañas políticas. Algunos meterán en el mismo saco a todos, y vaya que no se equivocan, sino miren lo que hizo Odebrecht con quienes gobernaron o intentaron gobernar en los últimos años en el país. ¡Compraron a granel!

Otros piensan que conocer la procedencia de los dineros de las campañas no es relevante a la hora de votar. Están equivocados. Importa, y mucho. Vean ahora cómo estamos por culpa de quienes financian a los partidos políticos y luego pasan por caja a cobrar los favores, incluidos los adicionales. También somos culpables por no exigirles a los políticos que abran las cuentas de sus agrupaciones y muestren la ruta de su presupuesto.

La exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, es un claro ejemplo de cómo pueden estar equivocados aquellos ciudadanos que no les importa de dónde sale el dinero de las campañas. Se acaba de descubrir que eran las corruptas empresa brasileñas, como OAS y Odebrecht, las que financiaron a los publicistas que apoyaron a la no revocatoria de la doña izquierdista.

Fueron “solo” 3 millones de dólares invertidos por las empresas en la agencia de publicidad. ¿Ahora recuerdan cuando salían los actores, deportistas y otros abanderados de la decencia y la moral en el país a pedir que no se vaya Villarán? ¿Creen que el costo de esta campaña era una bicoca? Tontos.

Por eso, ahora que estamos cerca de las campañas regionales y provinciales, es importante no pedir, sino exigirle las cuentas claras a quienes postulan a un cargo público. No caigamos en el error de meter a todos en el mismo saco y dejar que empresarios metan una aguja y quieran sacar una barreta de oro.

¿Ahora entienden por qué desde el Congreso de la República no desean que los partidos políticos rindan cuentas de sus gastos y menos que sean fiscalizados? Porque mostrar el Excel cuando ya pasaron las elecciones no vale de mucho. Abramos los ojos. Despertemos.

tags