Opinión

Expectativas por la Mesa Directiva del Congreso

Es importante que quienes integren la nueva Mesa Directiva hagan lo posible por darle prioridad al debate alturado

27 de Junio del 2018 - 08:00 Editorial

Estamos, aproximadamente, a un mes del cambio de la Mesa Directiva del Congreso, y las expectativas son grandes sobre el papel que realizará esta nueva administración. Pero queremos rescatar el rol más importante que deberá emprender: la reconciliación con el país.

Está claro que la ciudadanía se ha distanciado del Parlamento por obvias razones, como el incesante enfrentamiento con el Ejecutivo que se fue (el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski), la baja producción de leyes de calidad, los gastos superfluos en flores y televisores, y el perjuicio al derecho de la población a estar informada con la “Ley Mulder”, entre otros traspiés.

El presidente del Congreso de la República, Luis Galarreta, no ha conducido con fortuna la Mesa Directiva a favor de las mayorías del país, sino que más bien ha dejado claros rasgos de parcialidad a favor de Fuerza Popular, la bancada a la que pertenece. Lamentablemente, no se ha podido despercudir de esa mancha de prepotencia.

Hace unos días, en una entrevista en el diario El Comercio, Galarreta se jactaba de mostrar músculo en el campo político frente al Ejecutivo, como si el Congreso se tratara de una máquina de trituración que sirve para ajustar y castigar al gobierno que no obedece. Más bien, esto refleja que, bajo su conducción, faltó diálogo y sobró fuerza.

Por eso, es importante que quienes integren la nueva Mesa Directiva hagan lo posible por darle prioridad al debate alturado y no a la confrontación solo para mostrar el músculo. Fuerza Popular irá de nuevo a la caza del control del Legislativo, y si desea reflejar un cambio de actitud, debería empezar por proponer a personas más dialogantes.

tags