Opinión

Falta mejor supervisión en los proyectos

Columna: HÉCTOR MAYHUIRE RODRÍGUEZ

27 de Noviembre del 2017 - 07:00 Héctor Mayhuire R.

En el distrito de Majes El Pedregal, Arequipa, existe un mercado que quedó a medio construir. No se termina y el tiempo pasa. En cierta ocasión, el alcalde Elard Hurtado reconoció que fallaron las supervisiones y se veía obligado a sancionar, además que la Contraloría está investigando posibles malos manejos. Se espera sus resultados.

En el anexo de La Planchada, Ocoña, se ejecutó la obra de agua y desagüe, pero no fue concluida como se planificó, y debe convocarse a un nuevo proyecto. Se advierte que no hay irregularidades, sin embargo, la población formuló serias denuncias y sigue postergada con dicho servicio.

En Nicolás Valcárcel-Urasqui, en Camaná, se construye un puente que integrará dicha localidad con el resto de distritos del valle de Ocoña, cuyo río del mismo nombre en época de lluvias crece en caudal y lo convierte en el más grande de la costa peruana. Cuando aumentan las aguas, siempre destruye el puente artesanal de madera y es obligatorio cruzar en peligrosas oroyas.

Este proyecto presenta serias irregularidades, como el diseño y los materiales que se están usando, aparte de entregarse gran parte de los recursos a la contratista cuando el avance de los trabajos no se reflejan. Técnicos consultados al respecto refieren que dicho proyecto está mal diseñado y su futura estructura no soportaría el paso de vehículos. Sin embargo, lo que llama la atención es el pronto incremento del caudal del río Ocoña, que de seguro afectará las bases del puente.

Estos y otros proyectos carecen de adecuadas supervisiones, que garanticen la durabilidad de la obra y no se malgasten los recursos de esta manera. Urgen cambios.

tags