Opinión

Fiascos locales

La política, en general, y el manejo de las administraciones locales son cosas muy serias

10 de Febrero del 2018 - 07:35

Ahora que se vienen las elecciones regionales y municipales, sería bueno que, desde ya, las agrupaciones políticas vayan haciendo una buena selección de candidatos para que estén en condiciones de ofrecernos en la cédula de votación un menú agradable y saludable, y no uno capaz de caernos como patada al estómago, tal como se ha visto en muchas ocasiones en que hemos terminado eligiendo tremendos fiascos que hasta presos han terminado.

Lo señalo luego de ver por televisión a Luis Castañeda tratando de sacar cuerpo de tres alcaldes distritales que han sido detenidos por graves actos de corrupción, quienes en su momento fueron elegidos por Solidaridad Nacional. Lo mismo sucedió meses atrás cuando se descubrió en La Victoria toda una mafia dedicada a cobrar cupos a comerciantes de Gamarra. El cuestionado burgomaestre victoriano también llegó al cargo bajo el sol del partido del alcalde de Lima.

No puede ser que agrupaciones políticas que se dicen serias estén incluyendo entre sus candidatos a cualquier cargo a gente de dudosos antecedentes y que, cuando estos sujetos caen en desgracia, nos salgan con que eran “invitados” o que “ya fueron expulsados”. Un poco más y nos dicen que no los conocen, tal como ha pretendido hacer el alcalde Castañeda hace unos días respecto de los burgomaestres de Villa María del Triunfo, San Bartolo y Santa Rosa, hoy tras las rejas.

La política, en general, y el manejo de las administraciones locales son cosas muy serias, que implican una gran responsabilidad como para que las agrupaciones políticas estén lanzando de candidatos a personas cuyos únicos méritos, en la mayoría de casos, son tener recursos para hacer campaña y afirmar que son “populares” en sus jurisdicciones. Por usar este tipo de “criterios de selección” es que tenemos delincuentes y sinvergüenzas enquistados en gobernaciones y alcaldías.

Los electores deben de estar muy atentos a qué vecinos ponen las agrupaciones políticas como candidatos en sus jurisdicciones. La responsabilidad de los líderes de los partidos y la información previa por parte de los votantes son las mejores fórmulas para evitar los fiascos y vivir situaciones como las de Villa María del Triunfo, en que por culpa de un alcalde preso no había ni quién recoja la basura de las calles. Cosas así no pueden volver a suceder.

tags

    Más de