Opinión

Fiscales, investiguen

COLUMNA: Renato Sandoval González

12 de Abril del 2019 - 07:05 Renato Sandoval

La diferencia entre David Cornejo Chinguel, el exalcalde de Chiclayo que está preso por ser parte de una presunta organización criminal, y otras autoridades de provincia es que, tras su desgracia, pudo tirarles dedo a los congresistas -incluido un ministro- que lo buscaban para “apoyarlo” en el manejo del presupuesto municipal.

La fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, no solo debería comenzar la indagación preliminar por 60 días contra los parlamentarios aludidos, Javier Velásquez Quesquén (PAP), Clemente Flores (PPK), César Vásquez Sánchez (APP), José Marvin Palma Mendoza (Cambio 21) y el ministro-congresista Carlos Bruce. También tendría que reforzar las investigaciones en otras provincias.

En una conversación con un fiscal de otra región, me comentaba que, lamentablemente, su trabajo no se enfoca en casos complejos, como los revelados en Chiclayo, sino en nimiedades. Dirigen sus fuerzas, tiempo y experiencia a rastrear el delito de personas comunes, mas no de las autoridades que manejan el presupuesto fiscal como si fuera la caja chica.

El Ministerio Público debería invertir más en perseguir a los corruptos y los corruptores. En aquellos que, por su poder, pueden saquear municipalidades y gobiernos regionales. ¿Y quién aprueba la partida de dinero? El Gobierno Central a través del Ministerio de Economía y Finanzas, con el visto bueno del Congreso de la República.

Si el Ejecutivo está comprometido en la lucha contra la corrupción, entonces debería colocar más billete en las fiscalías de provincia. En estos despachos no se dan abasto para husmear sobre lo que hacen y dejan de hacer las autoridades, salvo que algún medio de comunicación o algún ciudadano divulgue algo. Son totalmente reactivos.

Se debe fortalecer la investigación fiscal en las regiones para equiparar fuerzas entre persecutores y perseguidos. Tampoco se trata de una cacería de brujas, sino de establecer mecanismos para castigar a quienes se aprovechan de los recursos del Estado. Esa es la respuesta a los ciudadanos que se preguntan “¿y por qué en mi ciudad nadie cae?”

tags