Opinión

¿Habrá fujimorismo desde la prisión?

COLUMNA: JAIME ASIÁN

21 de Enero del 2019 - 07:00 Jaime Asián Domínguez

Si no se presentan otros alargues, hoy debe empezar la cuenta regresiva para que Alberto Fujimori -dentro de 48 horas, que es el plazo que le ha dado el Poder Judicial al Inpe para que defina el penal- vuelva a prisión, luego de permanecer más de cien días cómodamente instalado en la Clínica Centenario.

Y aquí empieza a plasmarse una figura que seguramente ningún fujimorista imaginó en la peor de sus pesadillas: que su líder histórico y su lideresa actual, padre e hija, iban a estar encarcelados al mismo tiempo, con lo que además se abre un panorama incierto para el partido “naranja”, que poco a poco va perdiendo fuerza popular (e integrantes).

De hecho, ambos han aterrizado en esta situación no precisamente por ser santos, empezando por el expresidente que suma varias condenas encima, entre ellas los 25 años por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, y a quien Kuczynski indultó previo trueque con los “Avengers” de Kenji.

Y Keiko trata de zafarse de la acusación fiscal de que recibió dinero de Odebrecht, la empresa de la coima, aunque ya el recusado Concepción Carhuancho le aplicó 36 meses de prisión preventiva. En ese cometido de ganar la calle, el corrido Jaime Yoshiyama hasta le endilgó aportes a un muertito.

¿Habrá fujimorismo desde la prisión? Keiko puede responder así: En el mundo en que yo vivo siempre hay cuatro esquinas. Pero entre esquina y esquina siempre habrá lo mismo. Para mí no existe el cielo ni luna ni estrellas. Para mí no alumbra el sol, pa’ mí todo es tinieblas. Ay, ay, ay, qué negro es mi destino. Ay, ay, ay, todos de mí se alejan…

tags