Opinión

Hasta siempre, querido Javier

COLUMNA: IDEL VEXLER

11 de Junio del 2019 - 07:00 Idel Vexler

El lunes 3 de junio, cuando me levantaba aún somnoliento, escuché a mi hijo: “¡Papá, tu amigo Javier Barreda ha muerto!”. “¡No puede ser!”, exclamé aturdido. A lo que este replicó: “¡Hay un tuit de su hijo recién publicado!”. Aún conmovido, volví a preguntar: “¿Mi amigo, el exviceministro y exministro de Trabajo?”. Luego atiné a verificarlo y de inmediato escribí el siguiente tuit (@ivexler): “Estoy súper conmovido y triste por la muerte de Javier BARREDA, querido amigo y exministro de Trabajo. Hombre lleno de alegría y lealtad. Gran político. Gloria eterna a su memoria. Abrazos a MARTHA y a sus hijos. No puedo ir a abrazarlos personalmente”.

El suscrito y Javier nos conocimos personalmente cuando ambos éramos viceministros: él del Mintra y yo de Gestión Pedagógica del Minedu (2006-2011). Trabajamos juntos, entre otros, en un programa financiado por la Unión Europea llamado APROLAB I y II, que ofreció capacitación técnico-profesional, y brindó alrededor de 7500 becas integrales de estudio en Senati, Sencico y Cenfotur para una inserción laboral efectiva. En esa relación de gestión gubernamental surgió una gran amistad y respeto, que incluyó a su esposa Martha. Siempre hacía gala de solvencia técnica y ética, así como de humildad, sencillez y gran formación científico-social, cultural y política.

Uno de los encuentros más emotivos con Javier fue el día que juró como ministro de Trabajo en el gobierno de PPK. En el poco tiempo que estuvo, era una voz respetada, juiciosa y tolerante. Siempre con su bonhomía en los consejos de ministros y demás espacios donde nos encontrábamos. Somos parte del “Consejo de Amigos”. Tú vas a seguir con nosotros, Javier. Te extrañaremos. Los peruanos te recordaremos por tus actos, escritos, enseñanzas y mensajes. Quisiera escribir muchas páginas sobre ti, amigo y colega, pero solo me queda espacio para decirte: ¡Hasta siempre, querido Javier!

tags