Opinión

Hay que concretar las buenas intenciones

Columna: EDITORIAL

02 de Noviembre del 2017 - 07:30 Editorial

Mientras la primera dama Nancy Lange agradeció a las participantes del concurso de belleza Miss Perú por ser parte de la lucha para erradicar la violencia contra la mujer, el presidente del Poder Judicial y miembros del Congreso de la República pidieron penas más duras para los violadores.

Es evidente que cada día más gente se va sumando a la campaña para terminar con las agresiones y los crímenes contra la mujer, que en el Grupo Epensa hemos denominado #UnidosPorTodas.

Este interés común de nuestra sociedad ha generado que la clase política sea más reflexiva y menos impulsiva, más conciliadora y menos confrontacional. Más directa para solucionar problemas y menos aferrada al verso y a las poses individualistas. El siguiente paso es concretar las buenas intenciones y las palabras que demandan un incremento de los años de cárcel para los violadores. “La pena de violación tipo base, que va entre 6 y 8 años, resulta bastante benigna y sería conveniente que el Congreso la modifique”, afirmó el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez. Ante ello, algunas congresistas han propuesto desde prisión de no menos de 18 años hasta la cadena perpetua.

Parece que la clase política se está poniendo a la altura de las exigencias de los peruanos y quiere rebelarse ante la adversidad de las cifras y los hechos, que indican que el Perú ocupa el tercer lugar en violaciones sexuales luego de Bangladesh y Etiopía; en gran medida, se está alejando de ese acto tan cuestionado de refugiarse en la excusa cuando las cosas no salen. Actualmente, modificar el Código Penal es la gran tarea de los legisladores.

tags