Luego que el abogado del , , dejara en claro su intención de destituir al , y el , anunciara que se evaluará el nombramiento de éste, hay la sensación que ambos juegan en pared para la salida del funcionario que pidió investigar al jefe de Estado por patrocinio ilegal y tráfico de influencias.

Es evidente que detrás de todo está el , quien está dando muestras de desprecio a las instituciones ya la independencia de poderes. Debe quedar en claro que en toda investigación la última palabra la tiene la justicia, porque es la única institución creada por los padres de la civilización y la democracia contra la arbitrariedad, la barbarie, la farsa y el totalitarismo.

El país exige en estos momentos que las pesquisas lleguen a fondo en el caso del ascenso en las Fuerzas Armadas y de las visitas secretas al en la . Solo de esa forma se esclarecerán las sombras de corrupción en el Gobierno, que están manchando a más de una persona. Por supuesto, debe estar incluido el mandatario y como dijo la expresidenta del Tribunal Constitucional, Marianella Ledesma: “La investigación tiene que ser en el acto (…) Para ser eficaz no se puede esperar hasta que termine su gestión”.

LO MÁS VISTO