Opinión

Imparable racha de accidentes en el centro del país

Columna: Jorge Esteves Alfaro

02 de Noviembre del 2017 - 07:00 Jorge Esteves

La racha de accidentes en el centro del país en la última semana dejó como saldo 29 fallecidos y cerca de 20 desaparecidos. Otra vez las carreteras se tiñeron de sangre, no solo por el pésimo estado de las vías sino también por la imprudencia de los conductores.

Es cierto que la complejidad de la geografía en regiones como Huancavelica, Junín, Pasco y Ayacucho hace que las carreteras sean sinuosas y peligrosas, pero también es evidente que algunas empresas de transporte no son rigurosas con la selección de su personal y con el estado técnico de sus unidades. Por ejemplo, los buses de Turismo Central han protagonizado seis accidentes mayúsculos este año y cinco el año pasado, con la consecuencia de casi 20 muertos. Ante este triste panorama, las autoridades no han hecho nada para, por lo menos, sancionar a esta compañía e impedir su circulación.

Otro problema es el de las vías. Este es un asunto sensible para la gente del centro del país. Al colapso de la Carretera Central se suma el mal estado de las vías interdepartamentales y rurales. En algunos sitios son tan angostas que las ruedas traseras de la izquierda o derecha de un bus pueden quedar al aire en una curva.

A todo esto se agrega la tardía o insuficiente asistencia cuando sucede un accidente de proporciones, como el ocurrido el último lunes en la vía Huancayo-Ayacucho, donde murieron diez pasajeros de un bus que cayó al río Mantaro.

Desde el presidente de la República hasta los alcaldes han prometido resolver el tema de las carreteras en nuestra serranía, pero son solo buenos deseos y una propuesta de marketing para conseguir votos. Quizá por eso Pedro Pablo Kuczynski tiene una bajísima aprobación por estos lares.

tags