Opinión

INDIA, EL HEGEMÓN DEL AÑO 2100

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

09 de Septiembre del 2019 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Por ningún motivo, el reciente frustrado intento de alunizar, por parte de la misión del Chandrayaan de la India, debe distraernos de que este país será para fines del siglo XXI -lo ha afirmado el Consejo Nacional de Inteligencia de EE.UU.-, la superpotencia planetaria. Lo voy a explicar.

Con más de 1339 millones de habitantes -el segundo país más poblado del mundo- la India es considerada la sétima economía del planeta. Sus esfuerzos como potencia emergente no se detienen. El fracaso del último fin de semana, para lograr la hazaña de convertirse en el cuarto país del mundo en conseguir un alunizaje, a pesar de que ha producido tristeza nacional -hubo gran expectativa-, no los va a doblegar. En EE.UU., el influyente The Economist ha referido que para el 2030 será la tercera economía del globo y para el 2050, la segunda. Sus pasos, entonces, son de ascenso firme. Luego de su independencia del Reino Unido en 1947, la India más bien estableció una relación estratégica con Londres. La influencia de la isla continente europea ha permitido a Nueva Delhi contar con un desarrollo educativo del primer mundo. Una consecuencia ha sido contar a la fecha con una de las más preparadas clases medias del mundo y ya sabemos que históricamente son los sectores medios los que conducen el timón de los pueblos y de sus historias, porque albergan a las clases pensantes de las naciones. Los vimos en la denominada burguesía -el grueso de los pensadores de la Ilustración- que fueron los que llevaron adelante la Revolución Francesa. La India cuenta con un impresionante desarrollo tecnológico e industrial. Habiendo creado el Ministerio de Fuentes Energéticas No Convencionales en 1992, hoy es el quinto país del mundo en capacidad instalada de generación de energía eólica y una indiscutible potencia nuclear y, con ello, militarmente es el cuarto Estado más poderoso de la Tierra, después de EE.UU., Rusia y China. El país de Mahatma Gandhi ya es nuestro décimo socio comercial con 1700 millones de dólares, siendo nuestras exportaciones cerca de mil millones. Miembros del BRICS con China, Sudáfrica y Brasil, cada vez están más involucrados por estos lares. Especialicemos a nuestros diplomáticos en la CARPETA INDIA y cambiemos la idea sobre este destino de misión, por largo tiempo ninguneado o asumido como castigo, debiendo ser, entonces, un privilegio o una lotería.

tags