La inversión pública alcanzó un récord histórico el 2021, con un nivel de S/ 39 103 millones, nivel máximo de ejecución histórica, que superando así en más de 23% los niveles prepandemia (S/ 31 765 millones), lo que contrasta significativamente con el nulo crecimiento de los 5 años previos a la pandemia (en promedio 2015-2019 el crecimiento fue 0,6%). Además, hay que mencionar que la ejecución por niveles de gobierno alcanzó un porcentaje importante (71%) al cierre del 2021, este estuvo liderado por el gobierno nacional con 78%, seguido por los gobiernos regionales con 72% y los gobiernos locales con 64%).

Si bien, en promedio, las entidades del gobierno nacional lideran la ejecución, es de resaltar que más de 889 gobiernos locales y 11 gobiernos regionales superaron el 70% de su ejecución presupuestal, lo cual es resaltante porque durante los últimos años esta ejecución estuvo particularmente baja.

El resultado de la ejecución del gasto en inversión a nivel nacional en el 2021, sin lugar a dudas, constituye un logro trascendental para nuestro país, toda vez que la inversión pública ha sido un instrumento clave de la reactivación económica del país. Asimismo, los activos que se generan con esta inversión contribuirán al crecimiento económico sostenible y al cierre de brechas de infraestructura, factores esenciales para brindar mayores y mejores servicios a los ciudadanos.

Este logro alcanzado es resultado del trabajo articulado entre el Ministerio de Economía y Finanzas, el gobierno nacional y los gobiernos regionales y locales. De esta manera, entre los factores que han contribuido a este avance importante destaca, primero, la asignación de un presupuesto histórico para la inversión pública a nivel nacional, el cual fue reforzando durante la actual gestión con distintas transferencias.

Otro factor trascendental para la obtención de estos resultados históricos ha sido la labor de acompañamiento, seguimiento y asistencia técnica brindada por el Ministerio de Economía y Finanzas, que no se detuvo durante la pandemia, por el contrario se reforzó con el uso mecanismo tecnológicos a través de distintas capacitaciones, siendo esto vital para los funcionarios de los gobiernos regionales y locales. Un tercer factor ha sido la coordinación al más alto nivel desde la Presidencia de la Republica y el Consejo de Ministros con un enfoque territorial y descentralizado.

Este 2022 seguiremos trabajando en fortalecer la inversión pública como herramienta para apuntalar el crecimiento económico y para crear así más oportunidades para peruanos y peruanas.

TAGS RELACIONADOS