Opinión

​Ivanka en la Cumbre

Ni bien pisó suelo peruano, se puso a trabajar en su agenda de empoderamiento a la mujer

14 de Abril del 2018 - 07:25 Eugenio D'Medina Lora

No vino su padre y dejó con los crespos hechos a quienes buscaban su minuto de protagonismo. Vino ella, en cambio, y, ni bien pisó suelo peruano, se puso a trabajar en su agenda de empoderamiento a la mujer. Y con hechos, poniendo sobre la mesa 150 millones de dólares para iniciar un plan de empoderamiento a mujeres latinoamericanas dándoles acceso a capital de trabajo y a oportunidades de negocios y de desarrollo, desde una visión más empresarial y menos asistencialista. En una Cumbre donde los llamados al protagonismo serían hombres, por presencia o ausencia, Ivanka Trump “se robó el show”. Todos tienen que ver con ella, desde sus declaraciones hasta su vestimenta. Y es que en un evento donde el tema central oficial es la lucha contra la corrupción, la urgencia política cotidiana ha entreverado la agenda continental con asuntos como la crisis venezolana o el asesinato de periodistas ecuatorianos. Y, valgan verdades, todos sienten que el tema de la corrupción dará, a lo sumo, para redactar un elegante documento declarativo. En tal contexto, Ivanka decidió armar su propia agenda y, siguiendo el estilo de su padre, planteó soluciones concretas a un problema puntual, posicionándose con una sola movida, en un espacio que las izquierdas latinoamericanas han secuestrado con sus recetas tan “creativas” como inútiles. Cerrar brechas de género no pasa por adecuar baños, sino por las posibilidades de financiar el talento de millones de mujeres, lo que incluye su educación. La exposición mediática de Ivanka y su figura de celebridad pueden hacer de esta empresaria exitosa un gran impulso para la causa de las mujeres latinoamericanas. Y pueden delinear un camino para obtener ventajas regionales concretas del Gobierno de su padre por lo que es, en vez de hundirnos en el lamento de lo que no es. Lima puede estar asistiendo al nacimiento de una figura muy fuerte en la política estadounidense, de cara al futuro.

tags