Empezando el 2022 tenemos que llamar las cosas por su nombre: este Gobierno lo dirige una izquierda criminal. Identificarlos correctamente es clave para enfrentarlos y que los peruanos sepan que ellos son los responsables de la falta de empleo, subida de precios, inseguridad ciudadana y corrupción generalizada en el Estado. Esta izquierda criminal y su cabecilla Pedro Castillo deben salir de Palacio, pero para eso necesitamos cumplir 3 compromisos.

Primero, la presentación de una nueva moción de vacancia. Tiene que quedar claro que Pedro Castillo cometió delitos y no podemos seguir esperando 4 semanas o 6 meses, porque esta izquierda criminal sigue borrando pruebas y obstruyendo a la justicia. No habrá un momento perfecto para la vacancia, el momento es ahora.

Segundo, necesitamos una agenda parlamentaria en común. Sabemos que el crecimiento económico debe acompañarse de desarrollo social, pero para eso necesitamos de inversiones y un mayor nivel de formalización. No podemos dejarle la agenda económica a un Ejecutivo improvisado e incapaz.

Tercero, hay que garantizar una lucha efectiva contra la izquierda criminal en las próximas elecciones. El fraccionamiento del 2021 permitió que ellos ganaran las elecciones y ahora tienen todo el aparato estatal a su disposición. Será una carrera desigual, por eso cualquier líder o partido que se llame de oposición tiene que apostar por la unidad en este 2022 que es un año decisivo para el Perú.

TAGS RELACIONADOS