Opinión

Justicia y equidad

COLUMNA: LUIS ALFONSO MOREY

12 de Septiembre del 2019 - 07:00 Luis Alfonso Morey

La libertad en el Perú vale poco y el Estado de Derecho es algo por lo que tenemos que pelear. Hoy cualquiera puede terminar tras las rejas sin un debido proceso, debiendo demostrar su inocencia desde prisión. En el mundo corporativo, uno también puede ser objeto de una injusticia y de campañas mediáticas de demolición. La realidad nos demuestra que la justicia en el Perú hoy no es igual para todos. El aparato estatal es empleado desde distintas instancias para perseguir y destruir a los enemigos. El especialista en educación León Trahtemberg coincidió conmigo esta semana en que hoy no todos recibimos el mismo trato de parte de nuestras autoridades. Y coincide conmigo también en que eso no puede tolerarse y debe corregirse. Todas las personas -naturales y jurídicas- merecemos un trato justo y equitativo. En mi calidad de abogado corporativo, he podido comprobar que se cometen injusticias y arbitrariedades todos los días, y que cuando uno se ve afectado -y puede acreditarlo-, tiene la posibilidad de emplear el ordenamiento jurídico para reclamar protección. Porque el derecho a la igualdad ante la ley está protegido constitucionalmente y es la piedra angular del Estado de Derecho. Lo que no debemos permitir es que bajo cualquier pretexto de alcanzar un bien superior toleremos un uso político y discriminatorio de las instituciones del Estado, que deben obrar de forma técnica, neutral y con arreglo a Derecho. El gran de reto de los abogados siempre es lograr que prevalezca el Derecho sobre la política o cualquier otro interés.

tags