Opinión

​La ANGR como puente de diálogo con el ejecutivo

Editorial

20 de Enero del 2019 - 05:36 Editorial

El país no avanza ni se desarrolla como se quiere, y eso es producto del negativo centralismo de los diferentes gobiernos. Cada presidente que llegó a Palacio de Gobierno intentó romper ese maleficio burocrático con que se conduce el país, donde las acciones quedaron en buenas intenciones y se avanzó poco para descentralizar la toma de decisiones.

Lima acaba de celebrar su 484 aniversario de fundación y concentra el 30% de la población del país, 8 millones 574 mil habitantes, según el censo del 2017; además, es la ciudad donde todas las instituciones del Estado operan y deciden lo que requieren las 25 regiones del territorio.

Este centralismo negativo viene desde tiempos atrás y ha generado diferencias entre ciudades y pueblos, concentrándose más la pobreza en el interior del país, cuya población enfrenta limitaciones para acceder a servicios básicos y otras necesidades.

En los últimos años, las reuniones del Gore y del Muni Ejecutivo ha permitido integrar a gobiernos locales con el central, buscando articular políticas para atender prioridades y mejorar indicadores sociales en diferentes rubros en beneficio de los sectores vulnerables.

Por eso, es importante la coordinación que desarrolle la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), que acaba de estrenar al gobernador de Cajamarca, Mesías Guevara, como su nuevo presidente, con el Ejecutivo encabezado por Martín Vizcarra y cada uno de los ministros, donde los acuerdos se cumplan y no solo sean reuniones de buenas intenciones para tomarse fotos. Una oportunidad más que debe aprovecharse al máximo.

tags