Opinión

La calle está dura

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

21 de Febrero del 2018 - 07:30 Iván Slocovich

El lunes último, en su presentación en la Cámara de Comercio de Lima, el presidente Pedro Pablo Kuczynski aseguró que no renunciará al cargo por presión mediática; además, agregó que quienes piden su salida deberían acompañarlo a ciudades como Puno, Tarapoto o Tumbes para conocer qué dice la gente sobre su gestión. Con esas palabras, el Mandatario nos quiso decir que su gestión cuenta con respaldo en las calles, pese a los intentos de vacancia de los comunistas.

No obstante, más allá de lo que digan las encuestas -que tampoco favorecen al Mandatario-, habría que preguntarle, por ejemplo, a las miles de personas que deben hacer colas de varias cuadras en las afueras del Hospital de Canto Grande para ser atendidos qué piensan acerca de la gestión del Presidente, quien al inicio de su gestión ofreció darle prioridad a la salud pública, a la cual acuden los más pobres, quienes no pueden pagar un seguro o una clínica.

Ayer por la mañana, Canal N mostró el caos que se vive en ese Hospital de San Juan de Lurigancho, al extremo que tuvo que movilizarse hasta allá el viceministro de Salud, Henry Rebaza, a fin de tomar medidas. ¿Esa gente, esa parte del pueblo peruano es la que el Presidente cree que lo apoya? ¿Dónde está la mejora de los servicios públicos de salud? ¿Lo visto ayer en Canto Grande es una muestra de que vamos directo a entrar a la OCDE y que la gente aplaude?

El presidente Kuczynski se queja de los comunistas y de los “editorialistas” que lo quieren ver fuera del cargo. Sin embargo, ¿cree en verdad que solo ellos están en esa posición y la calle no? Ayer, a pocas cuadras del centro de Trujillo, hemos tenido una balacera con tres muertos. ¿Piensa el Mandatario que en esa ciudad -la cual además no ve la ansiada reconstrucción- la gente lo respalda como ha dicho el lunes en la Cámara de Comercio de Lima?

Más allá de si se da o no la vacancia en el Congreso, el Presidente debe darse cuenta de que la gente está esperando la atención de su Gobierno en asuntos claves como salud y educación, en los cuales no se ven mayores avances pese a los ofrecimientos. Muestra de ello es el Hospital de Canto Grande, o los colegios estatales en ruinas que debería ser demolidos y reconstruidos para garantizar la integridad de los escolares.

tags