Opinión

La disputa entre Zeballos y Chávarry

COLUMNA: EDITORIAL

25 de Julio del 2018 - 07:30 Editorial

El ministro de Justicia, Vicente Zeballos, ha comenzado su nueva etapa política con la pierna en alto, respaldado por el presidente de la República, Martín Vizcarra, y su primer ministro César Villanueva. Decir que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, le genera desconfianza es una declaratoria de guerra.

Razones no le faltan al ministro para desconfiar de Chávarry, quien es protagonista de un audio con el cuestionado juez supremo César Hinostroza. Pero Zeballos no está en la oposición, sino que representa al Estado. Por lo demás, si el fiscal de la Nación se mantiene, esto podría ocasionar que el sistema de justicia camine dividido por un largo trecho.

Por su parte, Chávarry pisó el palito y ahora ha descargado contra el ministro al decir que Zeballos “no conoce el espíritu de la Constitución y las leyes; no conoce por qué se crearon los órganos autónomos”. O sea, si alguien no para esto, quienes más padecerán serían los usuarios, al tener dos instituciones, defensoras del Estado, en disputa.

Consideramos que el fiscal de la Nación debe también ofrecer gestos de transparencia que inviten al ciudadano a confiar en su despacho. Así, por ejemplo, haría bien en desistir de investigar a Hinostroza y a los exintegrantes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), tal como le pide el procurador anticorrupción Amado Enco, dada su cercanía con el magistrado supremo.

Un pedido de imparcialidad no puede ser concebido como una intromisión a un órgano autónomo como lo es el Ministerio Público. En una democracia deben respetarse las instituciones, pero también transparentar las funciones y no caer en el juego de las eternas disputas verbales.

Esperemos que cese la declaratoria de guerra de Zeballos y que Chávarry deponga sus cerradas actitudes a la crítica. La reforma de la justicia necesita de ambos.

tags