Opinión

LA EMPATÍA VENCIÓ AL PREJUICIO

Columna: ALBERTO DE BELAUNDE

22 de Octubre del 2017 - 10:30 Alberto de Belaunde

El último jueves hicimos historia en el Parlamento Nacional. De manera multipartidaria, logramos, junto a la gran mayoría de mis colegas, consensuar una norma que permitirá que el uso del cannabis con fines medicinales deje de ser ilegal en nuestro país.

Recordemos que el camino no fue nada fácil. Nos enfrentábamos a prejuicios muy grandes. La marihuana está íntimamente relacionada con su uso recreativo y ha costado mucho que también pueda ser vista como una planta que sirve como paliativo para diversas dolencias. Para ello fue fundamental la evidencia científica obtenida de la experiencia de países amigos en donde el cannabis medicinal es ya una realidad.

Cierto es que el resultado obtenido no es todo lo que hubiéramos deseado. Sin embargo, debe reconocerse el gran esfuerzo que ha significado el proceso de elaboración de esta norma. Hemos dado un primer paso en donde las protagonistas, sin duda alguna, han sido las madres de los pacientes. Su lucha abrió paso a la empatía, mostrándonos que se trataba de un tema urgente e impostergable. Luego de ello, desde el Poder Ejecutivo, Legislativo y la sociedad civil, se pudieron unir esfuerzos para tener finalmente este importante resultado, que deja incluso una ventana para evaluar sus alcances transcurrido un año.

Ahora toca concentrarnos en el proceso de reglamentación. Allí tenemos una oportunidad para hacer precisiones a lo aprobado y, así, perfeccionarlo. Se deben aprovechar al máximo todas las posibilidades que se abren para responder a las urgentes demandas de accesibilidad. Estoy seguro de que la evidencia, nuevamente, vencerá a los prejuicios. Sigamos haciendo historia.

tags