Opinión

La ética contra la corrupción

La ética contra la corrupción

01 de Agosto del 2018 - 14:58 Editorial

La falta ética no implica delito: esta penosa frase célebre utilizada por varios sinvergüenzas para confundir a la población acerca de su quehacer mafioso no es de ahora; es de siempre. Así lo argumenta el juez supremo César Hinostroza al verse descubierto pidiendo favores a un procesado por la justicia como Edwin Oviedo, presidente de la Federación Peruana de Fútbol. Lamentablemente, el tema ético, que debería regir la conducta de nuestros funcionarios públicos, es transferido a un segundo plano por un interés particular: confundir a la población con el hecho de que una conducta antiética no necesariamente es penada por nuestra Constitución. Bajo esta premisa de malos funcionarios es que los audios nos demuestran cada día cómo funciona el sistema de justicia, no de ahora, por supuesto; aunque antes no haya surgido la buena casualidad de lanzar la red para peces chicos y terminar atrapando a peces gordos de alta mar. Solo estamos confirmando las sospechas de miles de afectados usuarios. Para poder desmitificar el tema ético y darle el valor que se merece, necesitamos autoridades que se fajen por recuperar aquella moral que en algún momento -y ante la desidia de los responsables- terminó esfumándose. Debemos acabar con la tristemente célebre frase de que lo antiético no es penado. Y no solo nuestro sistema de justicia merece personas con valor ético, sino todo el ámbito público y privado. Sería una buena manera de iniciar la lucha contra la corrupción, que no distingue estatus laboral ni profesional. Sin ética, difícilmente avanzaremos hacia la recuperación de la credibilidad institucional.

tags