Opinión

La fragmentación del fujimorismo

COLUMNA: EDITORIAL

05 de Enero del 2018 - 07:00 Editorial

Mientras Kenji Fujimori realiza reuniones con los congresistas fujimoristas que salvaron al presidente Pedro Pablo Kuczynski de la vacancia y los llama héroes de la democracia, la legisladora Maritza García reveló que si Fuerza Popular no se reestructura, ellos formarán un nuevo bloque político.

Es evidente que el fujimorismo está fragmentado y ha perdido la vertebración que tenía en el Congreso de la República. Las últimas informaciones dicen que a los diez parlamentarios que no se alinearon con la directiva oficial de Fuerza Popular, y apoyaron la decisión de Kenji Fujimori, se pueden sumar cinco más. Esto agravaría la crisis por la que atraviesa el movimiento liderado por Keiko Fujimori.

Por su parte, el hijo menor del expresidente Alberto Fujimori, alentado por las encuestas, que lo ubican en mejor posición que su hermana, se mantiene omnipresente en la agenda política gracias a su fuerte exposición en las redes sociales, que han cambiado la forma de hacer política.

Ha sabido moverse con inteligencia, haciendo lo contrario a lo que realizaron Keiko y sus adláteres como Luz Salgado, Héctor Becerril, Úrsula Letona o Luis Galarreta; es decir, polarizar el país.

Ante el avance de Kenji y la nueva correlación de fuerzas dentro del fujimorismo, Keiko y las cabezas de Fuerza Popular no tienen reacción, están paralizados. Mala señal.

Hay un dicho que dice que los ciclos se cumplen y que el tiempo transforma todo. La excandidata presidencial tiene la palabra.

tags