Opinión

La frivolidad de Víctor Larco

Derrochar dinero en fiestas frente a una población con carencias no le va a llevar a buen puerto.

16 de Febrero del 2018 - 09:04 Renato Sandoval

Lea sentado esta columna. Víctor Larco es el distrito más golpeado de Trujillo por El Niño Costero, donde incluso el Papa Francisco acudió para darle esperanza a su pueblo. Pero, también puede ser considerado el territorio más frívolo gracias a las decisiones de su alcalde Carlos Vásquez Llamo, quien transita por su tercera gestión consecutiva con APP, la agrupación de César Acuña Peralta.

Resulta que, por sus 75 años de creación política, esta autoridad edil decidió gastar cerca de 160,000 soles para celebrar a lo grande, con bandas de músicos que cobraban entre 30,000 y 40,000 soles, mientras todavía existen pobladores que viven sin un techo digno mendigando la asistencia de las autoridades.

¿Saben qué dice el alcalde al respecto? Que no puede construirle casas, que eso le compete al Gobierno Central y que tampoco sus pobladores pueden seguir sufriendo como distrito, en una muestra de insensibilidad para con quienes menos tienen. ¿Circo para el pueblo en un año electoral?

Es cierto, Víctor Larco tiene las dos caras de la moneda en Trujillo: la urbanización más exclusiva, El Golf, y uno de los sectores más humildes, Buenos Aires. Los primeros viven alejados de la realidad del distrito y ni El Niño Costero los asustó; mientras los segundos todavía no pueden salir del susto, así que sobreviven en calles arenosas a un lado del mar.

Carlos Vásquez es uno de los precandidatos de APP para el sillón municipal de Trujillo y así justifica la falta de atención para los damnificados. Es cierto que no se puede estar sufriendo por lo que se llevó la furia de la naturaleza, pero tampoco debe mostrar indolencia con quienes todavía esperan la ayuda de sus autoridades. ¿Y así quería recursos para la reconstrucción con cambios?

Sin embargo, queda tiempo para que el alcalde de Víctor Larco pueda enmendar su error y gestione ayuda para aquellas personas que reclaman pan y no más circo. Derrochar dinero en fiestas frente a una población con carencias no le va a llevar a buen puerto.

tags