Opinión

LA INICIATIVA CHILENA DEL PROSUR

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEz MACKAY

13 de Marzo del 2019 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Chile busca reemplazar a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) por el bloque Foro para el Progreso y Desarrollo de Suramérica (Prosur). No lo creo necesario. El argumento de que la Unasur, lanzada en el Cusco (2004), ha sido ideologizada por la izquierda de nuestra región -aunque cierto- no es convincente. Lo voy a explicar. La fragilidad política de nuestros países no les ha permitido en 200 años de vida independiente avanzar en la aspiración totalizadora de lograr la integración de sus pueblos. La Unión Europea sí lo hizo (Tratado de Maastricht, 1993). El sueño bolivariano expuesto en el Congreso Anfictiónico de Panamá (1826) fue reflejado en la Primera Conferencia Internacional Americana (Washington, 1889-1890) y en el panamericanismo del siglo XX cuando fue creada la OEA (1948), que es para los 35 Estados que la componen la expresión más cercana a ese sueño. Los bloques surgieron en Europa luego de la guerra de 1939 y se intensificaron en las últimas décadas por la globalización, dejando atrás a las riesgosas políticas exteriores ermitañas que promovían Estados parias. En nuestra región también los tuvimos, como la CPPS (1952), la Comunidad Andina (1969), el Mercosur (1991) y el ALBA (2004). La Unasur (2004) no surgió durante la Guerra Fría (1945-1989) y se mostró tan ideologizada como los bloques europeos -OTAN (1949) y Pacto de Varsovia (1955)- de esa época. Así, la mayoría de países de la Unasur fueron por más de una década notoriamente de izquierda (Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Ecuador, Venezuela, etc.). Promover otro, entonces, con los mismos países pero coyunturalmente ahora de derecha, flaco favor le hace a la integración, porque la izquierda sudamericana dirá que Prosur también está ideologizado. Las corrientes ideológicas no deberían sopesar juicio ni prejuicio para la funcionalidad del bloque y sus objetivos, como sucede en la UE, que cuenta 28 Estados ideológicamente heterogéneos. Prosur fue una iniciativa de la izquierda chilena que hoy el presidente Piñera quiere liderar. Si el problema es Nicolás Maduro, la Unasur debería volver a sesionar, pero esta vez con el presidente interino, Juan Guaidó, pues lo importante es que sus miembros sean Estados democráticos.

tags