Opinión

La llegada del papa y sus consecuencias

COLUMNA: EDITORIAL

18 de Enero del 2018 - 07:30 Editorial

En un país como el nuestro, donde casi un 80% de la población es católica, la llegada del papa Francisco resulta histórica y emotiva. Sin duda, la visita del Sumo Pontífice ha inyectado de esperanza y júbilo a la mayoría. También ha sido estimulante para la economía del país, ya que se dinamizará el comercio y el turismo. Se estima que los ingresos serán de 180 millones de dólares.

Se calcula que los eventos religiosos movilizarán a 1’072,284 personas en las tres ciudades que visitará el Santo Padre, de las cuales se espera que el 61% viaje a Lima, el 29% a Trujillo y el 10% a Puerto Maldonado. Esto grafica la gran fe y confianza que le tienen los peruanos al primado de la Iglesia católica. No en vano, según un sondeo de Latinobarómetro, el Perú le da una calificación de 6.9 al Papa, en una escala del 1 al 10.

Todo ello da la real magnitud de la visita del papa Francisco, que se convertirá en uno de los sucesos más importantes en el Perú en el presente siglo. Es evidente que vendrá con un mensaje de paz, reconciliación y amor, pero es imprescindible que los peruanos recibamos ese mismo mensaje con los corazones abiertos en estos tiempos donde el panorama nacional se presenta convulsionado.

Esperamos que su mensaje, con la autoridad espiritual que tiene, nos ayude a superar los retos de estos tiempos. “El silencio no se reduce a la ausencia de palabras, sino a la disposición a escuchar otras voces: la de nuestro corazón y, sobre todo, la voz del Espíritu Santo”, dijo hace poco en una audiencia general en el Vaticano. Esa es la clave para ser mejores personas.

tags