Opinión

La mala costumbre de bloquear carreteras

COLUMNA: EDITORIAL

20 de Febrero del 2018 - 07:30 Editorial

Nuevamente el reclamo de un sector de la población, por más justo que pueda ser o no, se traduce en el bloqueo de una vía nacional y afecta a miles de peruanos, a los que asiste el derecho al libre tránsito por las vías de su país. La medida de fuerza es una acción ilegal que se sanciona con pena de cárcel efectiva. Sin embargo, esto se ha convertido en una constante en el Perú.

En la madrugada de ayer, un grupo de transportistas de la zona tomó la Carretera Central a la altura de Ticlio, en protesta por la intención de instalar casetas de cobro de peaje por parte de la empresa concesionaria de la vía. Esto llevó a que el tránsito vehicular se vea bloqueado por varias horas en ambos sentidos, lo que sin duda es un abuso contra quienes circulan por allí.

Lamentablemente, la acción ilegal de bloquear una vía se ha convertido en una muy mala costumbre. Lo hacen los antimineros, los productores de papa y muchos de aquellos que algo reclaman en este país, quizá sabiendo que las autoridades encargadas de velar por el orden público no tomarán las medidas que establece el Código Penal contra los que incurren en estos actos.

En nuestro país todos tienen derecho a reclamar lo que consideren justo, pero no afectando los derechos de otros ni violando las leyes vigentes.

El bloqueo de carreteras debe ser desterrado, y para que eso suceda solo queda aplicar la ley.

Acá no se trata de “criminalizar la protesta”, sino de respetar las normas, tal como debe suceder en cualquier país civilizado.

tags