Opinión

La nueva vacancia

La renuncia presidencial gana adeptos. Podría darse por razones de salud, aunque sabemos que procede porque su permanencia es insostenible

03 de Febrero del 2018 - 08:05 María del Pilar Tello

A ver cómo se salva PPK de la nueva propuesta de vacancia. La tercera presentada por el Frente Amplio de Marco Arana, que ahora se respalda en nuevos elementos. Mientras, PPK parece instalado en la irrealidad, en ese otro país donde no hay problemas sino espejismos. Sigue hablando de éxitos posibles, mientras el Perú real continúa a la deriva, amenazado por la ruptura de la cadena de pagos, que ha puesto a grandes empresas al borde de la ruina. No solo Odebrecht debe a sus proveedoras de servicios; también el Estado debe millones a quienes lo han provisto de bienes y servicios. Como si fuera un favor atender las facturas pendientes, las ventanillas de los Ministerios se atiborran de cobradores.

Los “Avengers” le servirán de muy poco y la división fujimorista será insuficiente para protegerlo de la vacancia. Kuczynski se va quedando sin opciones ni aliados, mientras el país es erosionado por la inestabilidad política y la desconfianza económica. Por ello, la renuncia presidencial gana adeptos. Podría darse por razones de salud, aunque sabemos que procede porque su permanencia es insostenible. Sin credibilidad, muy debilitado y sin agenda, PPK preside un Gobierno precario y amenazado. Martín Vizcarra debería ingresar ya, sin esperar a que la economía se debilite aún más. Con el respaldo congresal, podría hacer viable un Gobierno fortalecido que pueda llegar al 2021. Quedan pocas dudas de que la moción de Arana conseguirá el respaldo necesario, que incluirá el del keikismo más el de casi todos los que evitaron la vacancia en diciembre pasado. Las revelaciones de Cuarto Poder lo comprometen aun más. Westfield, junto con el Banco de Crédito, colocó los bonos de Odebrecht para financiar Olmos y ganaron $1 millón por la operación. Y fue PPK quien firmó el decreto que garantizaba esos bonos. No puede estar más claro el conflicto de intereses. Renuncie, señor Presidente, antes de que...

tags