Opinión

La Onpe bajo sospecha

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

31 de Mayo del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

A poco de las elecciones regionales y ediles, el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) ha iniciado una investigación contra el titular de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Adolfo Castillo, y es de esperarse que a la brevedad posible los peruanos podamos saber si existen garantías de un proceso limpio, o si estamos ante una entidad manchada e incapaz de asegurarnos unos comicios transparentes que den legitimidad a las autoridades que sean elegidas.

Según denuncias aparecidas en los medios, el jefe de la ONPE habría actuado al margen de la ley para favorecer la inscripción de la agrupación política del excongresista José Luna Gálvez, próspero empresario del rubro de la educación que en el 2015 fue suspendido de sus funciones legislativas durante 30 días por tener asesores pagados por el Congreso que “dobleteaban” trabajando en la universidad de su jefe.

También ha sido denunciada la presencia en la ONPE de José Cavassa, procesado por la falsificación de firmas para la inscripción de la agrupación fujimorista Perú 2000. ¿Qué hace este personaje de oscuro pasado rondando la gestión de Castillo? ¿Así se quiere que los peruanos tengamos confianza en que habrá un proceso limpio y sin cuestionamientos que pongan en riesgo la legitimidad de los futuros gobernadores, consejeros, alcaldes y regidores?

Hay que tener en cuenta que quien denunció las presuntas irregularidades que en los meses previos a las elecciones regionales y municipales buscarían favorecer a la agrupación política de Luna Gálvez, a través de su cercanía con el cuestionado Cavassa y otros personajes de oscuro pasado que parecen tener muchas influencias en la entidad electoral, ha sido la despedida asesora jurídica de la ONPE Susana Guerrero.

El máximo responsable de llevar a cabo un proceso electoral limpio y sin sombras no puede tener una nube gris sobre su cabeza, y menos ser vinculado con personajes ligados al nefasto montesinismo. Es por eso que el CNM, muchas veces cuestionado por la baja calidad de los jueces y fiscales que nombra y asciende, tiene la gran oportunidad de hacer una buena investigación al jefe de la ONPE para descartar irregularidades o echarlo del cargo si es necesario.

============TEM DESTACADO (68149010)============

tags